La Casa del Migrante en Tijuana ofrece servicios humanitarios a los migrantes

30 de abril de 2012

Por Jorge Neri para El Nuevo Sol de California State University, Northridge

Oscar Ortega/ El Nuevo Sol

Pasa la media noche y una camioneta blanca ahuyenta a los perros callejeros mientras se estaciona a dejar más migrantes que llegan cansados, hambrientos y otros hasta moribundos a la Casa del Migrante en Tijuana, Baja California.

“Pedro” es un migrante que vivió por 14 años en Van Nuys, CA y prefirió guardar su identidad. Al tratar de regresar a California por Tecate, Baja California, con un grupo de ocho compañeros, sus planes no fueron como planeaba.

“Traían pistolas, inclusive me pusieron la pistola en la cabeza, una 3-57… ellos querían que dijera que yo era (el) guía y lo tuve que decir para que no me siguieran golpeando”, afirmó.

Al intentar cruzar La Rumorosa, todos fueron secuestrados por un grupo de delincuentes. Pedro dijo que les quitaron su dinero y violaron una joven de 23 años que venía con ellos.

Los secuestradores dejaron ir a los migrantes en las montañas, les dijeron que corrieran sin parar y sin voltear por que si en 15 minutos los seguían viendo, los iban a matar.

En Tijuana a unas cuantas millas de la frontera con Estados Unidos, hay una institución al servicio de los migrantes. Fundada en 1947, la Casa del Migrante aloja migrantes masculinos que buscan un mejor futuro.

Vea el reportaje completo en el sitio de El Nuevo Sol

Vea nuestra cobertura de la frontera en el sitio de El Nuevo Sol

Advertisements
This entry was posted by jlb.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: