Orfanatorio en Tijuana ofrece amor y esperanza a niños con familias en ambos lados

12 de julio de 2010
Por Cindy Von Quednow para El Nuevo Sol de California State University, Northridge

Lalo es uno de los más pequeños de los 85 niños del orfanato. Adolfo Flores / El Nuevo Sol

Una confusión de papeles en la frontera entre México y Estados Unidos hizo que Berenice Rodríguez, una joven de 21 años, nunca viera a su familia de nuevo.

Cuando tenía nueve años, ella y su hermana de 19 viajaron de paseo desde Los Ángeles a México mientras sus padres estaban de viaje. De regreso a EE.UU., Berenice, quien nació en Guadalajara, trató de cruzar la frontera de Tijuana con papeles de otra niña (la hermanita del novio de la hermana) pero no pudo. La separaron de su hermana y la llevaron a una casa de inmigrantes.

“Fue así como nos separaron en ese momento y no supe adónde exactamente la mandaron a (mi hermana)”, recuerda Berenice, quien ahora tiene 21 años. “En ese momento todos los lazos… se me rompieron”.

Lea el reportaje completo en el sitio de El Nuevo Sol

Advertisements
This entry was posted by jlb.
%d bloggers like this: